×

Vivir en Penumbras

Vivir en Penumbras por Federico Blank

Las tinieblas no tienen límites en Venezuela, muy a pesar de que ya estamos acostumbrados a vivir en las sombras, el último mes la situación se ha tornado hacia la oscuridad total. Afortunadamente ha surgido un rayo de esperanza, que muy a pesar de que traten de difuminarlo, cada oscuro día se recarga de una profunda convicción de que el cambio está por llegar.

De nuevo tuvimos un apagón masivo en Venezuela, y de muchas horas, esto se traduce en más muertes, pérdidas materiales y económicas, y paralización en general. Resulta inaudito que en pleno siglo XXI tengamos que vivir semejantes calamidades por culpa de un puñado de dirigentes sin escrúpulos que no quieren asumir su responsabilidad en el caso.

Es más fácil inventar cualquier cantidad de falacias para escudarse tras ellas, como por ejemplo el ataque de rayos electromagnéticos desde Estados Unidos y Canadá… Por favor, de verdad creen que nos vamos a tragar su guión de porquerías?

Hace un par de años me propuse tratar de no hablar de política, pero en la situación actual resulta imposible; generalmente este espacio lo utilizo para hablar de mi pasión por la música e Internet, pero resulta imperativo dejar un breve precedente de lo que estamos viviendo los venezolanos bajo la tiranía indolente de Nicolás Maduro.

Los venezolanos que decidimos quedarnos en el país hemos tenido que aprender a vivir bajo la oscuridad producida por el manto de ese falso socialismo que tanto se jactan los ladrones, incompetentes y miserables políticos del PSUV. Venezuela lleva 20 años hundiéndose en un oscuro foso, del cual no sabemos con certeza como vamos a salir.

Con la llegada de Maduro al poder, el declive se volvió vertiginoso, se dedicaron a raspar la olla porque no sabían si durarían en el poder mucho tiempo. Hoy en día vivimos las consecuencias: los servicios públicos no funcionan, la economía no funciona, la sociedad en sí no funciona. Es imposible lograr un entendimiento con seres de esta calaña, quienes se lucran constantemente con la miseria del pueblo.

Somos muchos los que cada día luchamos por una mejor Venezuela, pero qué difícil es, esto se ha convertido en una batalla titánica por la mera sobrevivencia. Es inconcebible que un país pase 3 días sin luz, y que dicha situación se replique con frecuencia.

Es imposible desarrollar una sociedad moderna sin energía eléctrica; teniendo los recursos económicos producidos por los ingresos petroleros deberíamos tener todo tipo de energías, mucho más allá de la hidroeléctrica y la termoeléctrica, pero no, es mejor robarse el dinero y no darle el mantenimiento adecuado a las instalaciones ya existentes.

Las historia castigará a estos criminales; todo lo malo que uno hace en esta vida se paga en esta vida, estos mal nacidos tienen una cita con el karma, y no van a poder evitarla. Mientras tanto, los venezolanos decentes seguiremos navegando en la oscuridad de este mar de sangre que emana de lo más profundo del Socialismo del Siglo XXI.

Lamento ser tan negativo con este breve artículo, pero es imposible no serlo cuando vivimos en el peor país del mundo, no porque Venezuela sea un mal lugar, más bien, es un paraíso. Es un diamante en bruto que lanzaron a lo más profundo del pozo séptico donde defecan todos los Chavistas chupasangre del régimen y sus secuaces tarifados.

Ellos dicen que no volveremos, y se equivocan, porque nunca nos hemos ido, aquí seguimos en pie de lucha, listos para reconstruir el país cuando terminen de pasar las 7 plagas que llevan tantos años cercenando a Venezuela. Ese día está próximo a llegar, y volveremos a ver la luz, Venezuela brillará de nuevo, y los culpables de esta miseria pagarán con todo el peso de la ley.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

*

© 2019 Federico Blank. All rights reserved.